Esenciales
3.24.2022

¿Cómo saber si los productos para sanitizar tus espacios son los apropiados?

Compartir
icono RRSS
Marco Antonio Basurto Pérez
Director General Servicios Profesionales

Como seguramente no eres especialista en el tema de limpieza, desinfección y sanitización de tu empresa, para saber si los productos para sanitizar son los apropiados, debes tener como prioridad investigar y asesorarte por verdaderos profesionales en el tema.

En definitiva, la experiencia no es algo que se pueda inventar, siempre salta a la vista cuando alguien conoce a profundidad un tema. También considera que no se trata solo de que usen los productos apropiados, existen otros factores que debes tener presentes, tales como:

  • ¿Qué áreas deben desinfectarse prioritariamente? Las prácticas de sanitización en oficinas, escuelas, gimnasios, edificios de acceso público, centros religiosos, restaurantes, mercados, medios de transporte y establecimientos comerciales, son importantes para reducir la contaminación derivada de bacterias y virus, como el del CAovid-19.

  • Definir cuáles son las superficies que se tocan con gran frecuencia para darles prioridad. Por ejemplo, las manijas de las puertas, ventanas, las cocinas, las áreas de preparación de alimentos, las superficies en los baños, los inodoros y los grifos, los dispositivos personales con pantalla táctil, los teclados de las computadoras y las superficies de trabajo.

  • ¿Qué productos desinfectantes son eficaces en las superficies? Fuera de los entornos de atención sanitaria, puede utilizarse hipoclorito de sodio (lejía o cloro). También puede utilizarse alcohol en las superficies.

  • Antes de sanitizar se debe limpiar. Es primordial limpiar las superficies con agua y jabón o con un detergente para quitar la suciedad. Siempre debe empezarse a limpiar por la zona menos sucia (más limpia) y acabar la zona más sucia, con el fin de no esparcir la suciedad a las zonas más limpias.

  • Almacenar todas las soluciones desinfectantes adecuadamente. Tienen que estar en recipientes opacos, en un área bien ventilada y cubierta; que no estén expuestos directamente a la luz solar e, idealmente, deben prepararse todos los días.
Esenciales 1
Limpieza 1
Logros 2
Seguridad 2

Además, es indispensable reducir riesgos cuando se utilizan desinfectantes

  • Selecciona cuidadosamente, con el apoyo de tu proveedor de limpieza,  desinfección y sanitización, el o los productos, y cerciórate de que cuentan con la concentración adecuada para no estropear las superficies, así como evitar o reducir al mínimo los efectos tóxicos que pueda tener en tus empleados y usuarios de los espacios.

  • No debes mezclar desinfectantes, como la lejía y el amoníaco, ya que puedes causar irritación respiratoria y liberar gases potencialmente mortales.

  • Mantén alejados a empleados y clientes durante la aplicación de los productos hasta que esté seco y no se desprenda ningún olor.

  • Abre las ventanas y usa ventiladores para airear. Si el olor se vuelve demasiado fuerte, aléjate. Las soluciones desinfectantes siempre deben prepararse en áreas correctamente ventiladas.

  • Lávate las manos después de utilizar cualquier producto y ciérralo bien después de cada uso. Es más probable que se produzcan derrames y accidentes cuando los recipientes están abiertos.

  • Tira los artículos desechables que se utilicen durante la limpieza. Por ejemplo: los guantes y las mascarillas. Nunca los limpies o reutilices.

  • El equipo de protección personal mínimo recomendado para la desinfección y sanitización de entornos son guantes de goma, delantales impermeables y zapatos cerrados. Puede que también sea necesario utilizar protección ocular y mascarillas médicas para protegerse de los productos químicos.
Esenciales 1
Limpieza 2
Logros 2
Seguridad 1

¿Qué pasa con la sanitización de espacios abiertos?

No se recomienda fumigar ni rociar a gran escala los espacios abiertos, como las calles y los mercados, con el fin de destruir agentes patógenos, ya que la pulverización de desinfectantes, incluso al aire libre, puede ser nociva para la salud de las personas y causar daños en los ojos, las vías respiratorias o la piel.

Además, se trata de una práctica que no es eficaz, ya que la suciedad y los detritos, desactivan el desinfectante y no es posible limpiar a mano esos espacios para eliminar toda la materia orgánica.

Y es que, la fumigación de superficies porosas, como las aceras y los senderos sin pavimentar, es todavía menos eficaz. Incluso si no hay materia orgánica o suciedad, es poco probable que la fumigación química cubra adecuadamente todas las superficies durante el tiempo necesario para inactivar los agentes patógenos. 

 

Túneles, gabinetes o cámaras para desinfectar al personal

No se recomienda, bajo ninguna circunstancia, rociar desinfectantes directamente a una persona. Por ejemplo: en un túnel, gabinete o cámara debido a que puede causar daños físicos.

Asimismo, rociar a las personas con cloro u otras sustancias tóxicas puede causar irritación ocular y cutánea, broncoespasmo por inhalación y reacciones digestivas, como náuseas y vómitos.



Es así como la única forma en la que podrás saber si los productos para sanitizar los espacios de tu empresa son los adecuados, es recurriendo a la asesoría y el respaldo de verdaderos profesionales y expertos en el tema.

Siempre investiga todo y nunca te quedes con dudas.
Compartir

Artículos sugeridos

Portal de proveedores
Aviso de Privacidad