Seguridad sanitaria
11.22.2021

Por no cumplir con tus protocolos de sanidad, ¿los clientes prefieren a tu competencia?

Compartir
icono RRSS
Carolina Santiago
Gerente de Operaciones

La higiene en el lugar de trabajo siempre ha sido importante pero, ante la necesidad de enfrentar de la mejor manera la pandemia derivada de la COVID-19, se ha convertido en una prioridad para muchas empresas y negocios. 


Ha trascendido tanto que incluso es un factor que puede influir directamente en que, si tu empresa no está cumpliendo con sus protocolos de sanidad, tus clientes prefieran a tu competencia directa.


La COVID-19 provocó una evolución importante a nivel mundial en la industria de los servicios de limpieza y seguridad sanitaria. 


Derivado de lo anterior, conforme las empresas comenzaron a permitir que sus empleados regresaran a sus lugares de trabajo, después de mucho tiempo de confinamiento, se prestó más atención para implementar opciones de higiene y limpieza.

Se han tenido que implementar protocolos que contienen los procesos y precauciones necesarias para mantener seguros a los empleados y clientes de cualquier empresa.

Uno de los principales retos a los que se enfrentan las empresas es crear espacios de trabajo y de flujo de consumidores, seguros e higiénicos, obteniendo con ello un beneficio doble: los colaboradores se libran de preocupaciones al trabajar de forma presencial y los clientes al acudir a las sucursales de las empresas para adquirir un producto o contratar un servicio.

En el pasado las empresas aplicaban solo el servicio de limpieza antes de que comenzara la jornada laboral o al terminar la misma, a estas acciones ahora se suma la necesidad de también desinfectar y limpiar los lugares de trabajo durante el horario laboral, alentando a los empleados a respetar los protocolos de higiene y distancia social. 


Importante: los protocolos de higiene y distancia social no solo se deben respetar durante la estancia de los colaboradores en la empresa, sino durante todo el tiempo, de eso se trata la conocida como “nueva normalidad”.

Esenciales 2
Limpieza 1
Logros 2
Seguridad 2
En los protocolos suelen enlistar las prácticas que ayudarán a cualquiera a cuidarse y disminuir los contagios de COVID-19. 


A continuación te compartimos una lista de las principales recomendaciones a aplicar en los centros de trabajo.


  • Establecer filtros de acceso para la detección de síntomas, tales como toma de temperatura y cuestionario.

  • Disponer de suficientes sistemas de desinfección con gel sanitizante que contenga al menos 70% de alcohol.

  • Escalonar los horarios de acceso a las áreas comunes.

  • Propiciar el lavado de manos frecuentemente.

  • Respetar los protocolos de uso de todas las áreas.

  • Rectificar el aforo máximo, de preferencia que sea al 30% de su capacidad.

  • Señalizar en todas las áreas comunes las medidas establecidas por la Organización Mundial de la Salud y autoridades sanitarias de una sana distancia de 1.5m.

  • Establecer medidas de traslado de empleados que presenten síntomas de COVID-19.

  • Portar cubrebocas es obligatorio para el acceso a las instalaciones y durante toda la estancia de los empleados y clientes en las mismas.

  • Contar con stock suficiente de insumos, tales como: gel antibacterial, solución desinfectante, cubrebocas y termómetro.

  • Mantener constantemente desinfectadas las áreas comunes, como baños y comedores.

  • Capacitar a recepcionistas, personal de control de acceso y comercial en la identificación de síntomas visibles.

  • Promover trabajo remoto para personal administrativo o el que pueda realizar su trabajo sin inconvenientes desde casa.


Además de lo ya mencionado, otras recomendaciones importantes a aplicar en la estancia de los empleados y clientes en su hogar, durante sus traslados de casa al trabajo o al establecimiento y viceversa, así como a nivel personal, son:


Esenciales 2
Limpieza 1
Logros 2
Seguridad 1

Hogar

  • Reforzar la limpieza en la casa. Asignar espacios para el gel antibacterial y los tapetes sanitizantes.

  • En caso de convivir con una persona sospechosa o diagnosticada de COVID-19, mantenerla aislada en otra habitación.

  • Para la persona que sale: usar cubrebocas, fomentar el lavado constante de manos, reforzar higiene y distanciamiento.

  • Incrementar la limpieza de objetos y superficies de uso frecuente o lugares de alto tráfico.

  • Desinfectar todos los víveres que se compren.

  • Si el empleado, cliente o algún familiar que viva con ellos tienen síntomas, lo mejor es quedarse en casa.


Traslados

  • Sanitízarse constantemente con gel antibacterial o soluciones desinfectantes.

  • Hacer uso de careta y cubrebocas.

  • Al reingresar a casa: desinfectar zapatos, artículos y superficies; lavar la ropa utilizada, no tocar nada y bañarse.

  • Uso de guantes en el transporte público.


Personales

  • Evitar compartir productos de uso personal, como cubiertos o plumas, uniformes, entre otros.

  • Evitar asistir a eventos masivos. 

  • Optar por reuniones virtuales y compras en línea.



Es obvio que en los protocolos existen varias recomendaciones que se repiten independientemente del lugar en el que se encuentren tus empleados y clientes, pero su lugar de trabajo es uno de los referentes principales para sentirse seguros y hasta protegidos.



Pueden existir muchos protocolos de sanidad llenos de recomendaciones y hasta adaptaciones, dependiendo del giro de tu empresa; sin embargo, lo realmente importante es cumplirlos, con ello tus empleados y clientes notarán lo importante que es mantenerlos a salvo de un contagio.

Compartir

Artículos sugeridos

Portal de proveedores
Aviso de Privacidad